13 ene. 2010

Como aprender a ser visible frente a los demás

En esta entrada te voy a contar la historia de una persona como tantas que hay en el mundo, son de esos relatos en los cuales cualquiera de nosotros nos podemos sentir identificados aunque sea en alguna de sus partes.
Elena era una persona que fue educada para ser invisible, le enseñaron que debía ser muy atenta con los sentimientos y necesidades de los demás, pero no lo fue para tener en cuenta sus propios sentimientos. Su familia le enseño que las demás personas estaban primero que ella, que no debía esperar nada a cambio. Como resultado de todo esto, Elena aprendió a no demostrar sus propias sensaciones frente a la vida. Era como si ella no existiera frente a los demás.
Cuando los sentimientos y las necesidades de Elena comenzaron a salir a la superficie, ella misma se trataba de convencer de que no eran importantes, que ella era fuerte, que podía manejar sus sentimientos para que no fueran reconocidos.
No atender sus propias necesidades le provoco a Elena una gran tensión interior, sentirse invisible para los demás, le dio como resultado un gran problema de salud, ahora tenía que ocuparse de ella misma, tenía cáncer.
Muchas veces nosotros nos hemos sentido invisibles, frente a los demás y con nuestros sentimientos.
Cuales son algunas de maneras que utilizamos para crear esa invisibilidad:
  • Permaneces en silencio, no hablas con nadie, cuando sientes que los demás no te ven.
  • Ignoras tus sentimientos y prestas más atención a las necesidades de los demás.
  • Estas siempre de acuerdo con lo que quieren los demás, pero no le das importancia a lo que tú realmente deseas.
  • Te haces responsable de cosas que sabes que no son tu responsabilidad.
  • Dejas de lado tus propias opiniones para aceptar las de los demás para que te acepten.
  • Aceptas los comportamientos irrespetuosos de los demás y siempre pones excusas para aceptarlos.
  • Tienes todo lo que has querido en la vida, pero te sientes solo y triste.
  • Tratas de evitar los conflictos, prefieres la paz a cualquier costo, a pesar de que sabes que estás cediendo tus propios derechos a ser integro.
  • Llevas toda la carga en tu hogar o en tu trabajo sin hacer ninguna queja.
  • Aceptas todo lo que te imponen como por ejemplo, una comida, una película, un tema de conversación antes de correr el riesgo de ser desaprobado o rechazado.
  • Permites que violen tus derechos ya sean físicos, emocionales, verbales, etc, para evitar el repudio.
  • Permites la ira o la intimidación de los demás.
  • Haces todo por ti mismo, no pides ayuda a los demás.
¿Con que frecuencia te sientes poco apreciado, invisible o que no te valoran? ¿En cuántos de estos ítems te ves reflejado?
Si tus propios sentimientos y tus necesidades son invisibles para ti, terminaras siendo invisible para los demás. Si constantemente te pones a un lado de las situaciones y luego esperas que los demás te respeten o te valoren, esto no va a suceder, porque estuviste demostrando a las personas que tu no eres tan importante, ya que toleras los comportamientos descuidados o la falta de respeto de los demás para evitar los conflictos, fuiste entrenando a las personas que te rodeaban a que te vieran invisibles, que no se preocuparan por tus sentimientos y necesidades.
Si por mucho tiempo te has permitido ser invisible, es tiempo de que comiences a ocuparte de un verdadero reto para ti, tú mismo. Tienes que estar dispuesto a pasar por una prueba difícil, sentir la ira y el resentimiento de los demás. Después de todo, tú los entrenaste durante años para que no se preocuparan por ti, para que no te vean y ahora estas cambiando las reglas. A algunas personas no les va a gustar este cambio, pero lo importante es que comiences a respetarte a ti mismo.
Descubrirás en este proceso de cuidarte a ti, que hay personas se preocupan por tu bienestar y a quienes no les interesa ver este cambio. Las personas a las que realmente les interesa tu proceso de cambio, apreciaran estas modificaciones en tus actitudes, mientras que a las que no les interesa saber sobre esto, se sentirán enojados y se alejaran de ti.
Se necesita mucho valor para pasar a ser visible frente a los demás, a que te valoren nuevamente. Necesitas mucho coraje para estar dispuesto a perder a los otros en lugar de seguir perdiéndote a ti mismo. Recuerda el caso de Elena, quien hasta que no estuvo enferma, no se dio cuenta la importancia de su propia vida. Deja de lado todos tus prejuicios y comienza a trabajar en ti.
Comienza con el aprendizaje sobre ti mismo, sintonízate, reconócete, valora tus propios sentimientos, trate con cariño. Este proceso de cambio significa pasar a ser responsable de tus propios sentimientos y necesidades en lugar de cuidar de los demás. Para sentirte amado y cuidado, primero debes comenzar por ti mismo, todo lo que tu manifiestas a las personas sobre ti mismo es lo que veras reflejado en el trato que los demás tendrán contigo.
Comparte este post
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

0 comentarios

Deja de reir y has un comentario.

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer

 
© 2011 Bloggero en Linea
Designed by BlogThietKe Cooperated with Duy Pham
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0
Posts RSSComments RSS
Back to top