7 dic. 2009

Hacer Pagos con Tarjetas de Crédito

Uno de los pilares para el desarrollo del comercio electrónico negocio a consumidor (B2C) es el establecimiento de un mecanismo de pago adecuado que brinde seguridad tanto al vendedor como al comprador.


Se dice que el comercio electrónico negocio a negocio será el de mayor crecimiento en los años venideros. Considero que el factor preponderante para que esto sea así es que la relación de confianza que ya se ha dado a través de transacciones comerciales entre comprador y vendedor en el comercio real. De igual manera, solo se traslada a la red una porción del negocio, es decir, la colocación de la orden, seguimiento de la misma, y en general, agilización del proceso de venta y compra, sin incluir el flujo de dinero, flujo que se sigue ejerciendo a través de los canales ordinarios ya establecidos.

Uno de los pilares para el desarrollo del comercio electrónico negocio a consumidor (B2C) es entonces el establecimiento de un mecanismo de pago adecuado que brinde seguridad tanto al vendedor como al comprador. Sin embargo, hay muchas inquietudes sobre el pago mediante tarjetas de crédito, en parte por desconocimiento del funcionamiento del sistema. Es importante resaltar que el sistema funciona igual para comercios reales como para comercios virtuales, por lo que está más que probado y no se está manejando tecnologías ni procedimientos nuevos.

Desde el punto de vista del vendedor, o establecimiento de comercio, como lo llaman las empresas avaladoras de tarjetas de crédito como Visa y MasterCard, se debe lograr ser reconocido por una de estas empresas efectivamente como establecimiento de comercio. Para esto, es necesario la conformación de una Cuenta Mercantil de Tarjeta de Crédito, que no es más que una relación entre el sistema de Tarjetas de Crédito y el establecimiento para permitir que el establecimiento reciba pagos mediante tarjetas de crédito y a su vez, las consignaciones de estos pagos, que ahora se hacen electrónicamente, sean transferidas a la cuenta del establecimiento de comercio y cargadas al cliente. Los puntos de contacto entre el vendedor (tienda o almacén) y el sistema financiero, son los precisamente las entidades financieras afiliadas a uno de los sistemas de tarjetas, como Visa o MasterCard.

El empresario deberá solicitar a uno de estos bancos, por lo general el banco o entidad financiera donde maneja los dineros de su empresa, ser inscrito como establecimiento de comercio. Es a través de esta inscripción aprobada que el almacén aparece habilitado para recibir pagos con tarjetas de crédito.

Una vez conectado al sistema de pago, tiene facilidades, a través de la tecnología que la entidad financiera le provee, para validar que la tarjeta de crédito es válida, y que además tiene cupo adecuado para efectuar la compra. Para esto no necesita más que el número de la tarjeta de crédito y la fecha de vencimiento. Adicionalmente, si el sistema de autorizaciones valida la transacción, se efectúa el pago desde la tarjeta de crédito del comprador directamente a la cuenta bancaria del vendedor, dejando en la entidad financiera la comisión pactada.

El vendedor cuenta con todos los recursos del sistema financiero para verificar que la tarjeta de crédito es válida. Todavía se teme por fraudes con la tarjeta mediante el uso de los números por personas que no son los dueños, y para esto el vendedor puede verificar que la dirección de despacho a donde está solicitando la mercancía sea la misma dirección a donde llega el extracto de la tarjeta de crédito. En ciertos casos esto dificulta la compra para el tarjetahabiente, pero ayuda en la disminución del riesgo para el vendedor. Adicionalmente la institución financiera, a través de su interconexión con el sistema de autorización de tarjetas de crédito puede informar si la tarjeta ha sido reportara extraviada, si ha sido cancelada o si se está excediendo en los cupos, información con la cual autoriza o niega el cargo a la tarjeta. Si la autorización procede, el comerciante puede despachar el producto, teniendo en cuenta que el cobro ya ha sido efectivo en su cuenta bancaria.

Desde el punto de vista del comprador, el proceso es igualmente sencillo. Basta con informar el número de la tarjeta de crédito y la fecha de vencimiento. Mediante pruebas que efectúan algunos sitios, para establecer la confianza, se solicitan otros datos como la dirección de despacho, etc. En sitios donde se hace repetitiva la compra, hay mecanismos que permiten evaluar que el cliente es repetitivo y el nivel de confianza de acrecienta con cada transacción, teniendo que solicitar menos información.

Estos dos puntos de vista funcionan correctamente cuando el producto efectivamente se despacha y el cliente efectivamente paga. El vendedor está protegido por el mismo sistema ya que recibe el pago antes del despacho, y si ha sido autorizado por la entidad autorizadora correspondiente, el ingreso es ya suyo, y la pérdida, en caso de haberla, por lo general la asume el sistema financiero.

Viene sin embargo el caso desde el punto de vista del comprador, que para fortuna también es igual de sencillo. En caso de que la transacción haya sido satisfactoria, no hay problema. Si la transacción no ha sido satisfactoria, es decir, usted pagó pero no le llegó el producto, o la calidad es inferior a la ofrecida, usted puede efectuar el reclamo ante el proveedor. Si esto no prospera, puede indicarle a la institución financiera que usted ha sido asaltado en su buena fe por el establecimiento, y la institución financiera tiene las suficientes herramientas para retomar ese dinero del vendedor y abonárselo de nuevo a la cuenta de su tarjeta. No en vano todos los sistemas de pago y compensación están conectados, haciendo posible la deducción en la cuenta del vendedor incumplido.

Obviamente este procedimiento está en manos de la institución financiera que expidió la tarjeta de crédito. Hay que tener en cuenta que este mecanismo es el mismo que funciona con las compras efectuadas en el comercio real, y con los reclamos sobre cobros indebidos en la tarjeta.

El otro tema insistente sobre la seguridad en el pago es la posibilidad de robarse la información de la tarjeta de crédito mientras se efectúa la transacción. Sin embargo, este tema cada vez pierde importancia dados los avances en la encripción de mensajes y en el manejo de conexiones seguras, las cuales se pueden verificar mediante la existencia de un candado o o una llave en alguna parte de su navegador. Tenga en cuenta que dar la información de su tarjeta de crédito por Internet es más seguro que dársela al dependiente en un restaurante.

Surgen formas alternativas de manejo de pago a través de "pasarelas de pago", o empresas que facilitan la implementación de estos sistemas de pago en los portales.  En un buen número de países ya opera también PayPal, que permite de manera más segura el uso de tarjetas de crédtio.  Este tipo de "intermediarios" evitan que el vendedor tenga que lograr certificaciones por parte de las entidades emisoras como Visa o MasterCard, y a su vez le perimte al comprador utilizar una pasarela de la que ya puede haber tenido manejo en otro portal, generando asi mayor confianza.

El medio de pago por excelencia en el comercio electrónico donde se involucre el consumidor final es y por ahora seguirá siendo la tarjeta de crédito.

articulo: deltasesores.com
Comparte este post
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

0 comentarios

Deja de reir y has un comentario.

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer

 
© 2011 Bloggero en Linea
Designed by BlogThietKe Cooperated with Duy Pham
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0
Posts RSSComments RSS
Back to top